Copyright © Numero Tr3s
Design by Dzignine

14 julio 2012

Vampiros



Se dice que el vampiro es libre, poderoso, pleno de sexualidad. Pero, ¿Como pensar en libertad, cuando estamos ante un ser condenado a vagar eternamente por la oscuridad?, ¿Como hablar de poder, cuando al vampiro lo mata la luz del sol, lo espanta el ajo y lo detiene el curso de un río, por pequeño y poco profundo que sea? ¿Que lujuria puede brindar la frialdad de un no-muerto?
Y, sin embargo, el vampiro es libre, porque es blasfemo, es decir, porque transgrede el orden natural (el orden de Dios). El tiene sus propias leyes. Es poderoso, no solo por su mera fuerza, sino por su dominio de los demás animales y de los fenómenos naturales. Tiene el erotismo de todo lo prohibido, porque simboliza el instinto, ciego y desesperado, que busca saciar su apetito a cualquier costo.
Por que será que, si ser buenos chicos y chicas nos conduciría a la felicidad terrena y al Paraíso eterno; a tanta gente le gusta el pecado, la sangre, la oscuridad, la más abyecta y depravada perdición y los hediondos efluvios del Infierno?
En una de esas es, precisamente, porque lo llevamos en la sangre.
Esto me remite a mi más tierna infancia.
Cuando yo era chica, creía en Papa Noel, en los Reyes Magos y en Drácula.
Con el paso de los años, el único que no me defraudó fue Drácula. (leido por ahi)








                                                         PaulyS

1 comentario:

censurasigloXXI dijo...

Entonces, si se trata de transgredir las normas hasta más allá de lo que se puede, yo debo ser un poco vampira... de las buenas, de las que no chupan sangre, de las que beben zumo de granada, de tomate o de cereza, bien rojo grana.

Un beso, Paula! me acuerdo de ti cuando veo estrellas muy brillantes en el cielo. Feliz día.

Verónica

Blogger templates