Copyright © Numero Tr3s
Design by Dzignine

12 diciembre 2009

LA CANCION DE EMMA



La imagen es de Lee Bogle


Cuando una mujer de cierta tribu de África sabe que está embarazada, se interna en la selva con otras mujeres y juntas rezan y meditan hasta que aparece la canción del niño.
Ellas saben que cada alma tiene su propia vibración que expresa su particularidad, unicidad y propósito. Las mujeres encuentran la canción, la entonan y cantan en voz alta. Luego retornan a la tribu y se la enseñan a todos los demás.
Cuando nace el niño, la comunidad se junta y le cantan su canción.
Luego, cuando el niño va a comenzar su educación, el pueblo se junta y le canta su canción.
Cuando se inicia como adulto, nuevamente se juntan todos y le cantan.
Cuando llega el momento de su casamiento, la persona escucha su canción en voz de su pueblo.
Finalmente, cuando el alma va a irse de este mundo, la familia y amigos se acercan a su cama y del mismo modo que hicieron en su nacimiento, le cantan su canción para acompañarle en el viaje.
En esta tribu, hay una ocasión más en la que los pobladores cantan la canción.
Si en algún momento durante su vida la persona comete un crimen o un acto social aberrante, se le lleva al centro del poblado y toda la gente de la comunidad forma un círculo a su alrededor. Entonces... le cantan su canción.
La tribu sabe que la corrección para las conductas antisociales no es el castigo, sino el amor y el recuerdo de su verdadera identidad. Cuando reconocemos nuestra propia canción ya no tenemos deseos ni necesidad de hacer nada que pudiera dañar a otros.
Tus amigos conocen tu canción, y te la cantan cuando la olvidaste. Aquellos que te aman no pueden ser engañados por los errores que cometes o las oscuras imágenes que a veces muestras a los demás. Ellos recuerdan tu belleza cuando te sientes feo, tu totalidad cuando estás quebrado, tu inocencia cuando te sientes culpable, tu propósito cuando estás confundido.
"No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla en mi alma como el viento, refresca mi corazón como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado " 

Tolba Phanem, poeta africana, militante por la Defensa de los Derechos Humanos. 
Extraído de "Música y Educación Especial" de Pedro Boltrino. Ed de la Orilla.


 Mi querida Emma, aún no conozco tu cara, ni sé cuan largos son tus dedos, a quién se parecerá tu nariz o el color de tus ojos. En estos momentos que estoy escribiendo estas palabras tus pequeños pies se mueven en mi vientre, mi pequeña bailarina. Sé que te gusta el chocolate y la mermelada de frutilla, me lo indicas con tus danzas frenéticas.

Juntas escribiremos tu canción, como lo he hecho con tus hermanos, mis pequeños salmones.  Y te la cantaré siempre que sea necesario recordarte quien es Emma Victoria Andrada y de dónde viene.




19 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Hola Paula:

No sé si el hecho de vivir en Canadá te inspira para contarnos estas leyendas indias, pero me encantan.

Seguro que la canción de Emma como estoy segura que ocurre con la de tus otros salmones, tiene muy buenas vibraciones.

Un abrazo

Vir dijo...

que lindo y tierno paulyS, son historias maravillosas que me encanta que las compartas

emma baila dentro de tu panza siguiendo el son de tu memoria y desde allí está tejiendo su futuro de sonrisas

dentro de ese ser especial y cálido que es su mamá

beso

Stella dijo...

Qué hermoso!!!
Las mamis nos sabemos las canciones de nuestros hijos y ahi estamos, prestas para recordárselas!!
Me gustó mucho!!

Un beso, para ambas!

PaulyS dijo...

Ardi: siempre me gustaron las leyendas y todo su ritual. El blog me permite cumplir con esta tradicion, contar, compartir. Es mi manera de recordar lo importante, de valorar lo que tengo y de respetar mis raices. Un besote.

PaulyS dijo...

Vir: tuve la dicha de tener tres hijos en mi panza, de los tres Emma es la mas inquieta y al igual que su hermana ya tiene su caracter. Es impresionante como responde a quien pone la mano en la panza, Agus la vive molestando y cuando lo estoy haciendo dormir, ella se venga pateandolo, ya ves lo que me espera!!! Un besote

PaulyS dijo...

Stella: bien lo has dicho. Nuestro trabajo es recordarles su cancion. Un besote

Julia R dijo...

Que hermoso post Pau, la leyenda la conocía, pero las palabras para tu hija son muy emotivas. Cuanto tenemos para aprender de los sabios de esta tierra, los que realmente la respetan y sin embargo los más azotados por ella.

Besitos.

Neogeminis dijo...

Paula...el embarazo es en la mujer quizás el momento más sublime. La oportunidad de sentirnos directamente parte de la creación. Recuerdo cuando estaba esperando a mis hijas, sobre todo a la primera (en el segundo embarazo la mayor era una bebe y debía repartir mi tiempo). Cada movimiento de ella en mi panza me emocionaba hasta las lágrimas.

Disfruta de cada momento.

Un abrazo!

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Muy bonito, Paula. Eso de la música para recordar y educar cuando te sales del camino debe ser propio de muchas culturas porque Platón, en "Leyes" habla mucho de cómo recordar al alma de dónde viene y meterla en vereda cuando se descarría, a través de determinadas melodías.
Muy interesante. Sabías que las primeras composiciones de Mozart son ideales para los bebés? He asistido a algunos congresos de educación pre y post-natal muy interesante sobre este tema...
Un abrazo muy fuerte y mojado, que llueve mucho.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hermoso! que tierno...

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

acepto el mate...

Acacia dijo...

Hermosisima como nos tenes acostumbrados...
Besotes a todos y una caricia especial para Emma en tu pancita...
Y una letra de chocolate para ella!!!

Any dijo...

Ahhh que lindo es esto! Seguro que Emma tendrá su canción y la reconocerá entre miles porque es solo de ella.
Cuanto falta para que nazca?
Es de las mías! le gusta el chocolate y la mermelada de frutilla. Y la música seguramente.
Me encantó este post
un beso

xianadanoite dijo...

Pau,
durante este último año he tenido la suerte de orientar a futuras mamás, de darles ese espacio de encuentro con su pureza y su poder de diosas de la vida. Esta historia tan hermosa me la llevaré a futuras "contadas" de cuentos para el alma. Tus hijos, tus salmones, son afortunados de tener una madre con magia en las manos, dulzura en el ser y tanto amor en el corazón. Canta bella Paula, canta para Emma y el día que por fin os mireis a los ojos... ese día, nacerá su canción y danzareis sobre las nubes tocando al mismísimo sol.

Un besote cargadito de maravillosos tonos musicales

maria jose moreno dijo...

Paula, esa historia es preciosa pero lo que mas me gusta son tus lineas finales, que imagino dedicas a tu hija que va a nacer. Eso si que es disfrutar con ella y para ella, al igual que Enma que disfruta de las comidas de su mama.
Enhorabuena por todo.
Un besazo

PaulyS dijo...

Julia: eso es lo que me gustaría que mis hijos aprendieran y transmitieran. Un beso grande

Neo: con Agus y con la inmigración, las complicaciones del embarazo no me he dado tiempo para disfrutar de Emma. Este post es algo que necesitaba decirle. Un besote

Veronica: bien lo decís que la música y la identidad están profundamente ligadas. Mis dos hijos anteriores reconocieron la música que escuchaban desde la panza. Acá tambien llueve, lavó toda la nieve. Un besote

PaulyS dijo...

Otra vez: gracias! Mirá que soy cebadora incansable! Un abrazo

Aca: mmm letras de chocolate!!! Gracias por tu cariño

Any: falta exactamente un mes, es increíble como demuestra cuando algo le gusta. Con Guada me pasaba con las galletitas sonrisas, con Agus con los sandwiches de miga y Emma es fanática del chocolate y la mermelada de frutilla. Un besote

Xiana: la realmente afortunada soy yo de poder compartir m camino con ellos, son los que me hacen grande e invencible, los que me hacen levantar cuando me caigo, son el amanecer de cada día. Un gustazo que la compartas, un abrazo enorme

Maria Jo: gracias! Un besote

anabel dijo...

Es preciosa esta leyenda que nos has traído, PaulyS. Es curioso, a los dos días del nacimiento de Erik, aún en el hospital, me inventé para él una canción. Ahora ya tiene cinco años, pero me pide con mucha frecuencia que se la cante. Y cuando era un bebé que lloraba y lloraba y no había forma de calmarlo, su canción de la lamparita era mano de santo.
Me guardo esta entrada con muchísimo cariño.

Besotes.

Mariana dijo...

Hola Paulys!!! Un placer haberte encontrado. Creo que vos tb, a partir de ahora, acompañarás mis desayunos!
Hermoso el post!
Mariana, má de 6! argentina viviendo en España!
www.loszorzienalgeciras.blogspot.com

Blogger templates