Copyright © Numero Tr3s
Design by Dzignine

06 noviembre 2009

De Sirenas, Tehuelches y Revolucionarios.


Este post esta dedicado a alguien muy especial: Ivy.
Esta muchacha es un tanto particular, es una sirena, si de verdad. Hace unos años por capricho de la vida alguien lanzó un hechizo y la convirtió en sirena, así de un día para otro su vida cambió abruptamente. Ella podía irse al mar y vivir como sirena hasta que el hechizo terminara. Pero no, luchadora como siempre, decidió quedarse en la tierra. A diferencia de el cuento de hadas de La Sirenita, ella estando en tierra tiene su forma de sirena, por lo tanto debe recurrir a su wheelchair para movilizarse. Hay un doctor que esta buscando la cura para este hechizo, se llama House, pero está tan loco como ella, así que por ahora debemos esperar.Como toda sirena no puede estar lejos del mar. Ella vive en Trelew, una ciudad de la patagonia Argentina.
Trelew: Tre - Pueblo, Lew- Luis, en idioma Gales y en honor a Lewis Jones, quien fue el precursor por el año1886 de la construcción de la vía ferroviaria que mas adelante uniría el valle con el Golfo Nuevo, desde donde se embarcaba toda la producción del mismo, siendo ésta la única ruta existente con el resto del país. Trelew presentó desde un primer momento muchas posibilidades para sus desarrollo puesto que en aquellos años era la única población en el valle que no se veia afectada por el avance de las aguas del Río Chubut en épocas de inundaciones. Lugar de carga y descarga de los productos que llegaban por via férrea, fue lugar propicio para la instalación de los primeros grandes comercios de la zona.
Trelew es en la actualidad un centro comercial importante en el valle y la provincia; se concentra en esta ciudad una fuerte actividad bancaria, sus calles presentan un flujo de transito vehicular muy intenso durante toda la jornada.

La activvidad cultural es una fase muy importante en esta ciudad, siendo sede del Certamen Internacional de Coros que se realiza cada dos años y del Eisteddfod del Chubut, tradicional encuentro de la cultura galesa del canto y la lectura. Durante el trancurso del año, distinas agrupaciones corales de la zona dan brillo con sus actuaciones en todos los escenarios que ofrece la ciudad en un marco cultural de relevancia.(Extraído de Vistas del valle

Parece una ciudad como otras de la patagonia. Pero esta es especial ya que tristemente fue el lugar donde comenzó la historia mas oscura y dolorosa de mi país. Si, allá por el año 1972 tuvo lugar una masacre de presos políticos, al igual que la historia de mi país este suceso estubo plagado de injusticias. Se la conoce como la Masacre de Trelew.
Estas tierras antes de ser conquistadas eran habitadas por los Tehuelches, pueblo nómade, no erigieron monumentos, pero dejaron plasmada su historia en pinturas rupestres (Cueva de las manos) y en sus leyendas. De mi querido baúl saco esta sobre el orígen de la Patagonia.
No hay tehuelche que no lo sepa. Antes de la llegada de los primeros hombres blancos, ellos conocían muy bien cómo se originaron el mar y la dilatada meseta patagónica, el mundo ventoso y frío donde pasaban sus vidas.
La Leyenda:
En el principio, dicen, estaba Kooch, sentado solo en medio de la niebla.
¿Cuánto llevaba allí? La eternidad le pesaba en el corazón… Sin poder evitarlo, comenzó a llorar de tristeza.
Terrible era eso. El agua corría en torrentes desde sus ojos y se acumulaba a sus pies. Subía y subía. Cuando estaba a punto de cubrirlo, Kooch dejó de llorar y lanzó un suspiro, tan poderoso que disipó la niebla. Sin querer, había creado el primer mar y el primer viento, que encrespaba las olas.
Intrigado, quiso ver su obra. Se alejó un poco en el espacio y levantó un brazo, abriendo una gran brecha en la oscuridad. La fuerza de su golpe generó una chispa inmensa, que fue a alumbrar sobre el mar. Así nació Xaleshen, el sol.
Y del sol surgieron las nubes, que proyectaron sus sombras ligeras en ese mundo recién creado.
Kooch, al contemplarlo, decidió que algo faltaba en esa gran extensión de agua, e hizo surgir una isla. Enseguida la rodeó de cardúmenes y la pobló de vida.
El viento, sobre ella, se convirtió en brisa, y las nubes dejaron caer una lluvia suave que hizo crecer la vegetación.
Kooch, satisfecho, creó una segunda isla junto a la primera y se marchó al horizonte.
Pero Tons, la oscuridad, todavía estaba sobre el mundo, y allí, en las islas, dejó a sus hijos, los gigantes, para que las hicieran suyas.
Uno de ellos, llamado Noshtex, deseaba a la nube Teo. Día y noche se quedaba viéndola embobado, cuando paseaba con sus hermanas.
Un día decidió raptarla y se la llevó a su caverna por la fuerza.
Las hermanas de Teo, furiosas al no encontrarla, se arremolinaron en una gran tempestad que lo cubrió todo. El agua bajó en torrentes por las laderas de las montañas arrastrando árboles y rocas, inundando las cuevas de los animales y los nidos de los pájaros, antes de derramarse en Arrok, el mar amargo.
Luego de tres días de lluvia incesante asomó el sol, y al enterarse del rapto fue al horizonte, donde estaba Kooch, para darle la noticia.
—El que lo haya hecho, será castigado —dijo Kooch—. Si Teo espera un hijo, será mucho más fuerte que su padre…
Al día siguiente, cuando el sol salió a devorar la neblina, contó a las nubes las novedades. Xóchem, el viento, las llevó a la tierra, donde las oyó el chingolo. Y el chingolo se lo contó al primero que se le cruzó y así, al poco tiempo, todos los animales de las islas sabían lo que había dicho Kooch.
Pero también Noshtex las escuchó, de boca del viento, y tuvo miedo. Entró a la gruta con la intención de devorar a Teo y a su hijo. Arrancó al bebé del vientre de su madre, y cuando estaba por comérselo sintió un fuerte dolor en el pie.
Era Ter-Werr, una tuco-tuco que había excavado su casa en el fondo de la cueva. Con sus largos dientes de roedor mordió el talón de Noshtex y salvó al bebé. Apenas el monstruo lo dejó en el suelo para frotarse el pie dolorido, la tuco-tuco se lo llevó al exterior, pidiendo ayuda a los demás animales.
Kíus, el chorlo, sabía que Kooch había creado una nueva tierra más allá del mar amargo, y sugirió llevarlo hasta allí.
Aunque Noshtex casi los alcanza, consiguieron poner al bebé sobre el lomo de un cisne blanco, que remontó vuelo rumbo al este, donde Elal, el hijo de la nube y el gigante, viviría sin peligro, porque los gigantes temían al agua.
A esta tierra ventosa y fría, que los blancos llamaron Patagonia, llegaron el cisne y su carga, y el ave no descansó hasta posarse en la cumbre del cerro Chaltén.
Pero no llegaron solos. El resto de las aves vino poco después, y los peces grandes y pequeños que rodeaban las islas originales y los animales terrestres, unos sobre otros, helados de frío. Todos cruzaron el mar, para no abandonar al pequeño Elal.
Y el cielo, y las lagunas, y las laderas de los montes se llenaron de vida.
Elal pronto aprendió que esta tierra también tenía sus peligros. Aquí habitaban Kokeske y Shíe, el frío y la nieve, dos hermanos que se consideraban amos y señores.
Cuando Elal quiso bajar del Chaltén lo atacaron, dispuestos a matarlo.
Pero el pequeño demostró que no sería tan sencillo como ellos pensaban.
Levantó del suelo dos piedras, y golpeándolas produjo la chispa generadora del fuego, que lo protegió de los hermanos y los ahuyentó. También se construyó un arco y flechas, para cazar los animales que le servirían de sustento.
El mismo arco, poderoso, lo usó para ahuyentar el mar a flechazos y agrandar la tierra seca.
Y una vez que tuvo bajo su dominio un territorio enorme, rico y poblado por todo tipo de animales, modeló con barro a los primeros hombres y mujeres, los tehuelches.
Les enseñó los secretos para dominar la Creación; les dio el fuego, les enseñó a rastrear animales y cómo cazarlos, cómo vestirse para soportar el duro clima…
Al fin, un día dio su tarea por cumplida. Reunió a las gentes y se despidió de todos, encomendándoles que transmitieran sus conocimientos a las futuras generaciones.
Y partió, a lomos del mismo cisne que lo había salvado cuando era un bebé.
Los tehuelches lo vieron alejarse y, cada tanto, disparar una flecha al mar. Donde la flecha caía surgía una isla, y el cisne podía detenerse a descansar.
Dicen que en una de ellas, tan lejos que ningún hombre la ha visto jamás, vive todavía Elal, junto a hogueras que jamás se consumirán, escuchando las historias de los tehuelches que han abandonado este mundo…
Así escucharon la historia de Kooch y Elal los primeros hombres blancos que llegaron a la Patagonia. Entre ellos estaba Pigafetta, el cronista de la expedición de Magallanes, que dibujó el mapa de la costa continental y el de las dos islas donde todo comenzó, el día que Kooch se puso triste.
Recopilación: Enrique Melantoni

Querida Ivy espero te haya gustado mi historia, desde mi altillo te mando el más grande de los abrazos de Hipopotamo.

Hasta pronto







14 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Hola Paulys

Seguro que a tu amiga Ivy le encatna esta historia.

Resulta curioso leer el origen de un país o rincón del planeta. Cómo cada cultura cuenta lo que en esencia, siempre es lo mismo.

Un besito y cariños a tu panzita

maria jose moreno dijo...

No conocia nada de eso, me ha encantado dar con tu blog. Te seguiré.
Enhorabuena.
Besos

PaulyS dijo...

Ardilla: cada vez que leo las leyendas, me encanta encontrar las explicaciones que dieron diferentes pueblos a cosas simples, aprendes mucho de ellos leyendo sus relatos, y como vos decis llama la atencion que sean tan parecidas. Creo que ellos antes que los cientificos descubrieron el Genoma Humano. Besos y te cuento que Emma no se queda un segundo quieta!!

PaulyS dijo...

Maria Jose: me alegro de que te haya gustado, aqui encontraras leyendas de un monton de lugares, siempre acompañadas con un rico matecito!! Las visitas siempre son bienvenidas, besos

Vir dijo...

que lindo lo que decís de Ivy y que hayas encontrado una relación entre viejas leyendas y nuevas historias

muy tierno paulys

beso

El 22 dijo...

Buena leyenda, como la mayoria de nuestro folklore patagónico. Trelew es una ciudad muy linda y tranquila, la visitaba seguido cunado vivía en Comodoro, y tambien tuve la oportunidad de ir a la cueva de las manos pintadas. Otro lugar increíble es el bosque Petrificado que queda cerca de Sarmiento, tambien en Chubut, un lugar totalmente surrelista.
Saludos, me encanto el post.

Ardilla Roja dijo...

Paulys, no te preocupes. Es perfectamente normal que estés por tu niño y no escribas. Otro día puedes simplemente no tener ganas. No es una obligación.

Besos a Agus. Dale muchos mimitos que crecen muy deprisa.

Besos

irlandairlanda dijo...

Hola Paulys, hemos pasado a visitarte.
Te mandamos un beso magico, para ti y tu bella hija.
Irlanda :)

victoria dijo...

Un blog lleno de historias bellas,me encanta las hadas y las sirenas ya que soy isleña,según me dicen y he visto en videos la donde se encuentra tu sirena es un paraiso de belleza,gracias por compartir.Con cariño Victoria

... dijo...

Ivy se puede quedar tranquila, que si la trata el dr. House todo estarà màs que bien (estarà loco, pero el tipo sabe..).
Me gustò muchìsimo la leyenda :)
Un beso, buen sàbado

Ivana Carina dijo...



PaulyS!!!


¡¡GRACIAS CORAZÓN!!

La verdad que sos un sol, mujer!!!

Me mató lo de la sirena y House! Aajaja! :P

Realmente me emocionaste hasta las lágrimas....

Gracias por nombrar a mi ciudad, que si bien no nací acá, es mía por adopción...
Aparte que acá nació mi Retoñor, el viento bajo mis alas ^.^

La leyenda Tehuelche la conocí ayudando a mi hijo en una tarea de la escuela y la verdad que gracias por recordarla, ¡porque es bellísima!

Mirá, me has dejado sin palabras y eso es algo que no sucede muy a menudo.... Jeje... ^.^

Gracias por este post y ya lo sabés: Sos un sol!

Me alegra haberle hecho caso a mi curiosidad cuando Vir te mencionó, ya que así pude conocer a la Mami hipopotamita más linda!!! =)

Besotes madrecita!

¡¡¡Y gracias!!! ;)

JR dijo...

Que linda historia PauliS, no la conocía o por lo menos no la recordaba, espere hasta hoy para leerla por ser larga y quería tomarme mi tiempo. Nuestros ancestros tenían muy buenas leyendas.

Besos.

Adilén dijo...

saludos afectuosos desde Cuba, gracias por comentar en mi blog.
Muy intereante los temas que tratas y sobre todo lo haces de una forma muy amena.

Adilén dijo...

He puesto el enlace de tu blog en mi página.
que tengas un bello día.
http://oasisdeisa.wordpress.com

Blogger templates