Copyright © Numero Tr3s
Design by Dzignine

20 octubre 2009

Caá Yarí




Aqui estoy en el altillo nuevamente, hoy entra un solcito hermoso por la claraboya. Subí mi termo y mi mate, y como no tengo silla todavia, me sentaré en el piso. Es que apenas he construido sus paredes, he colocado la claraboya, he colgado el espejo donde pego los post-it, he subido el baúl de los libros, no me dio el tiempo para el mobiliario.
De pequeñita mi mamá guardaba los libros de mi tía Coca en un baúl, nunca supe por qué mi tía había dejado ese baúl en nuestra casa, en fin, estaba lleno de novelas de amor, de historias de Cowboys, mi Planta de Naranja Lima, revistas, tenia los tomos de Lo Sé Todo, creo que fué entonces cuando asocie la lectura a los tesoros encontrados. Me escabullía a la hora de la siesta y leía ávidamente. Era algo místico y maravilloso.
Hoy te invito a abrirlo conmigo, a ver que encontramos.
Me asomo al baúl y resplandeciente aparece ella: Caá Yarí. Te la presento, es el nombre que le dieron los guaraníes a la leyenda de la yerba mate. Hay varias leyendas acerca del origen de la yerba mate,  a mi me gusta mas esta:

La leyenda de la yerba mate cuenta que Yarí, una joven y muy bonita muchacha, se encontraba cuidando a su padre, ya moribundo y sin fuerzas para poder seguir a la tribu nómade a la que pertenecían. Entonces, decidieron quedarse en la selva,  ya que su padre no podía continuar la marcha de ninguna manera. La joven asume la responsabilidad de su cuidado, prometiendo a su padre que haría todo lo que estuviese a su alcance para que pueda subsistir.
Yarí entonces no dudó en aprender a cazar, pescar, buscar frutos y todo lo necesario para que su padre pudiera sobrevivir en el hábito selvático donde habían quedado. Su padre rogaba al dios Tupá que recompense a su hija por todo el trabajo duro que estaba realizando en soledad. Así fue que, un día, el mismísimo Tupá se apersonó en la morada de la joven Yarí y su padre. La muchacha lo recibió de muy buena manera, cazó y cocinó para él y, posteriormente, le dio asilo en la humilde vivienda.
Tupá comprendió los sacrificios de la muchacha y, a su vez, valoró su hospitalidad. Así fue que creó una nueva planta, a la que llamó Caa-Yarí en honor a la joven. La infusión obtenida de esta planta serviría para recibir a visitantes y a su vez acompañarían las horas de soledad.
 Si abrimos el Lo Sé Todo te puedo contar que la yerba mate tiene cantidades significativas de potasio, sodio, magnesio y manganeso que están presentes tanto en las hojas como en la infusión.
También se encuentran vitaminas B-1, B-2, C, A, riboflavina, caroteno, colina, ácido pantoténico, inositol y 15 tipos de aminoácidos. La existencia de once polifenoles, poderosos antioxidantes que elevan las defensas naturales del organismo y lo protegen contra la destrucción celular que causa que el cuerpo se deteriore y desarrolle síntomas de enfermedad, hacen que la yerba mate sea altamente saludable.
La mateína, substancia química de la familia de las xanteínas, también es propia de la yerba mate. Su estructura química es similar a la cafeína, pero con efectos diferentes sobre el organismo. Si bien la mateína, como la cafeína, estimula el sistema nervioso y promotor de la actividad mental, es diferente en esta última propiedad ya que no modifica los patrones del sueño. Y, contrariamente a las otras xanteínas, la mateína es también un diurético suave.
En cuanto a los efectos de la yerba mate, también se observan cambios en el comportamiento tales como un aumento de energía y vitalidad, mayor capacidad de concentración, disminución del nerviosismo y mayor resistencia a la fatiga. Una mejora en el ánimo, especialmente en casos de depresión, suele resultar del consumo de este producto.
El dibujo pertenece a Leonardo Batic.

Tomate el último mate y cierro el baúl, me voy a cocinar que ya está anocheciendo.

8 comentarios:

Vir dijo...

mirá de todo lo que me enteré mientras tomábamos unos mates!

me encantó tu manera de relatar y la calidez que le ponés a todo
debés ser alguien realmente especial, es más, creo haberlo intuído desde tu primer comentario en Cuidado...

Ahora que cerraste el baúl, cierro también mi notebook/arcón y me voy a dormir que mañana me levanto muyyyyyyy tempranito

besito

Julia dijo...

Me encantó el post. Gracias por el mate

LUNA dijo...

Bueno, pues yo que vivo en España, donde no hay costumbre de tomar mate, me ha encantado todo lo que he aprendido sobre él.
Tengo familia en Argentina y de allí me mandaron un cuenco muy bonito y adornado con plata.

Nosotros, cuando España era pobre, en las casas se tomaban sucedáneos del café. Malta-
Se cocían en agua y se filtraban con un colador de Tela.

Ahora todos tomamos café. Incluso en la casas hay máquinas que hacen café encapsulado. fuerte y riquísimo...

Actualmente, también se han puesto de moda los tés.
Negro, verde, blanco, y con innumerables sabores....

Así como el azúcar.
Antes era blanco y escaso.
Ahora hay una inmensa gama de tipos de azúcares.
Blanco, moreno, en terrones, en piedras, perfumados....

Un besito

PaulyS dijo...

Vir: habra muchas mas historias de estas, amo las leyendas y mas las indigenas, el libro de LEo Batic no es caro pero es un hermoso regalo para un niño

Julia: para vos Julia con peperina!

Luna: jajaj las dos estamos entre mates y cafes.

xianadanoite dijo...

PaulyS,
Espero que sigas deleitándonos con leyendas e historias con este tono tan familiar. Me encanta... es como tenerte al lado contandolo.
A mí, como buena española, me gusta hacer la sobremesa con un café pero también me confieso una fanática del te rojo.
El mate... me apasiona el ritual que envuelve el "tomarse un mate". Es maravilloso dedicarle ese tiempo a disfrutarlo y degustarlo.

Ahora, mientras te escribo, me acompaña un te rojo con miel y ciruela.
Ummmmmmm!!

Bicos ricos desde las tierras antiguas.

PaulyS dijo...

Ummmmmmmmmmm Xiana, cosas que descubri aquí fue el te rojo y las frutas rojas, acompañemos ese te con un Muffin!

Ivana Carina dijo...

Nah! En la casa de mi Abuela habían todas esas cosas: mi Planta de Naranja Lima, revistas, tenia los tomos de Lo Sé Todo, Mujercitas, Tom Sawyer.... ¡Cómo me hubiera gustado que me las diera! Jeje...

La leyenda de la Yerba mate me la contaban de chica...

Me encanta leerte! Ok, confieso que lo hago desde el Reader - lector de feeds - pero hoy dije: Voy a comentarle a PaulyS! jajaja! :P

Un besote!!

PaulyS dijo...

Ivy: jaja para vos contare leyendas de la patagonia

Blogger templates